viernes, 27 de julio de 2012

Triatlon Sprint de la Vila


Mi segundo y último triatlón sprint de la temporada. Después de las malas sensaciones sufridas del primero, había que cambiar algo. Pensé en cambiar mi entrenamiento y añadir series en las tres modalidades, pero al final opte simplemente por llegar más descansado y salir con más cabeza.

En el sector de natación, estaba mentalizado para no salir rápido como hice en Banyoles ya que tardo bastante en recuperar dentro del agua y empeoro mi tiempo total de la natación. Por lo cual esta vez me coloque en la parte de atrás en la entrada al agua e intente nadar a un ritmo constante los 750m teóricos, aunque reales fueron unos 1100 aproximadamente.

Como pude intente mantener un ritmo constante y digo como pude, porque no había pasado 30 seg de haber empezado a nadar y ya me había llevado mi primera patada en la cabeza. Para que os hagáis una idea, salimos unas 450 personas al mismo tiempo y al salir desde atrás, cuando levantaba la cabeza no se veía ningún hueco libre para nadar.

Aquí habría que hacer reflexión sobre donde hay que salir en la natación, porque aun siendo muy lento nadando, cuando hay tanta gente es muy difícil encontrar hueco. Por lo cual los que iban delante, imagino que también se veían imposibilitados para encontrar su hueco y así seguimos con el efecto domino. Pero claro, si sales adelante, los que nadan rápido de verdad te pasan por encima. Y salir desde el medio, te obliga a salir rápido, pues los primeros 150m se suelen hacer rápidos para coger una buena posición.

Mi solución, fue aguantar a un ritmo suave, sintiendo que vas a una velocidad por debajo de tus posibilidades. Pues cuando me llevo tantos golpes y voy justo de energía, me pongo bastante nervioso. De esta manera siento que si me pasaran por encima, tendría oxigeno y sobretodo la tranquilidad para reaccionar correctamente. Hasta los últimos 150/200 metros que aumente la velocidad de mis brazadas.


Saliendo del agua en 23’00” posición 439/1886

En la bici intente ponerme a pasar relevos cortos con Xavier (un amigo de club), pero ponerte a tirar del grupo con viento en contra desgasta bastante y en la primera curva cerrada que pillamos se me escapo. Quedándome en un grupo que venían por detrás y manteniendo a vista al grupito donde iba Xavier.

En ese grupo descanse un poco y salte para alcanzar al grupo de Xavier, donde se ve claro el ahorro de energía que es ir a rueda. Pues iba rodando a unos 41km/h con la sensación de estar recuperando sin casi gasto de energía y al saltar iría a unos 44km/h, lo que significa muy poca diferencia de velocidad, pero la sensación era de estar exprimiéndome.  Esta operación la hice unas 3/4 veces hasta que me di cuenta que la diferencia de tiempo entre los 2 grupitos era solo de unos 5segundos y decidí quedarme en el grupo de atrás y ahorrar algo de energía para correr.


Acabando el sector de la bici en 29’20”  posición 268/1886

Al empezar el último sector, me sentía bastante entero y me marque un ritmo relativamente cómodo. Asumiendo mi falta de chispa, ni me moleste en mirar la velocidad de mi gps. Solamente me guíe por mis sensaciones y sabia que si subía un poco el ritmo me iba a costar terminar, por lo que mantuve mi velocidad de crucero y llegue con fuerzas de apretar en los 300m.


Terminado esta parte en 20’43” posición 256/1886

Y un tiempo total de 1h17’44” posición 280/1886


Este fin de semana, vuelta al ruedo con el triatlón olímpico de Andorra… que tiene pinta de ser bastante duro. 

domingo, 15 de julio de 2012

Aprendiendo de los errores … y cambiando las preferencias.


Este año he probado muchas cosas y podría decir que ha sido un laboratorio de pruebas perfecto para ver como responde mi cuerpo y mi mente a distintos tipos de retos.

Lo que mas me ha cautivado en estos retos ha sido sin duda los ultratrails de montaña, pero he tenido que pagar el precio de largas recuperaciones para volver a sentirme bien. He intentado forzar las recuperaciones en alguna ocasión para hacer carreras cortas al poco tiempo de hacer algún Trail y el resultado no ha sido bueno.

Dependiendo del tipo de Trail que haga, puedo tardar de 1 a 2 semanas en recuperar la musculatura para poder entrenar con normalidad y si quiero hacer series o alguna carrera corta, donde necesito algo mas de explosividad en mis piernas, sufro mucho. Necesito calentarlas bien y después de la carrera, las noto muy cansadas. Al cuerpo también le cuesta recuperar con rapidez y las pulsaciones suben con facilidad a ritmos que normalmente no lo hacen.

Esto para mi es una clara muestra de fatiga, que lleva a un desgaste fisico y mental. Por lo cual he tenido que decidir que hacer, porque seguir asi podría llevarme a una lesión o algo peor, podria empezar a dejar de disfrutar de las alegrías e ilusiones que estos deportes nos reportan.

Por lo cual mi decision es seguir con los trails / ultratrails de montaña y los triatlones de larga distancia, los cuales son perfectamente compatibles si los hago con al menos 1 mes de separación entre ellos para poder recuperar tranquilamente y no sobrecargar la musculatura.

Por supuesto, seguire haciendo maratones de ciudad ya que son parte de mi preparacion para el IM de Lanzarote y porque me encanta todo lo que rodea a este tipo de carreras.

Sobre carreras de 10km, triatlones sprint, etc … no digo que vaya a dejar de hacerlos, pero ya no seran mis preferencias. Me explico, no forzare mis recuperaciones para participar en una carrera de este estilo, pero si me pilla con las piernas al 100% y no me entorpece algun ciclo de entrenamiento previamente planeado saldré a correrla con mucho gusto, pues me encanta la sensación de correr a lo que puedo.

Básicamente la idea es tener menos carreras, para poder seguir disfrutando de pruebas de mayor resistencia evitando grandes desgastes. Por lo cual la elaboración del calendario para finales de este año y principios del próximo por ahora queda de esta manera. Solo añado los objetivos que preparare específicamente, pero seguro que conseguiré añadir alguna otra carrera en el calendario.

Septiembre:
16-Half IRONMAN Berga

Octubre:
12-Ultra trail 90km UTGC

Noviembre:
11-Behobia-san sebastian

Enero:
20-Maraton de GC

Marzo:
2-Ultratrail Transgrancanaria 123km

Abril:
13-Half IRONMAN - Challenge Fuerteventura

Mayo:
18-IRONMAN LANZAROTE


lunes, 9 de julio de 2012

Trail de Andorra


Este Trail eran 35km, 2500m D+ y 3500m D subiendo a los picos Comapedrosa y Clot Cavall. En un entorno realmente bonito.

Al comienzo de la mañana la previsión del tiempo no era muy buena, advirtiéndonos la organización que hacia mucho viento y frío en el pico de Comapedrosa y que aumentásemos las precauciones.


Cierto es que al empezar la carrera hacia frío, pero afortunadamente según nos acercábamos al pico el tiempo iba mejorando y yo al ver que las condiciones no estaban tan mal me fui animando. Ya que había empezado muy poco motivado e iba simplemente disfrutando del paseo por el monte con mis amigos Yannick y Marc.



Poco a poco fui cogiendo ritmo y se me hizo muy suave la subida hasta la cima del Comapedrosa, pasando el punto de control en la posición general temporal de 257/420.




Espere unos segundos en la cima hasta que llegaron mis amigos y empezamos la bajada. Muy técnica al principio, donde el terreno estaba muy húmedo y acabe cayéndome 2 veces sin daños.

En la segunda parte de la bajada teníamos que pasar por encima de una pequeña lengua aun con nieve que fue muy divertido. Acabado en un pequeño lago muy bonito.



Después del segundo avituallamiento empecé el siguiente descenso de forma muy tranquila, pero me fui animando por el camino y adelante a unos cuentos corredores. Cuando se acabo la bajada mire hacia atrás y ya no había rastro de mis amigos. Por lo que la siguiente subida, camino al tercer y ultimo avituallamiento me la tome con calma para volver  unirnos.

Al llegar al último avituallamiento comí tranquilo y me dispuse a esperar a mis amigos para hacer los últimos 16kms juntos. Después de unos 20min aproximadamente, cuando ya estaba apunto de seguir sin ellos llegaron. Marc había tenido problemas estomacales y por eso se habían retrasado. Después de que repusieran nos pusimos de nuevo en marcha.


A los 2 kms comenzaba la última subida, el ascenso al Pic Clot Cavall y según comenzamos la subida intente como de costumbre buscar un ritmo cómodo para mí, ya que me parece muy importante intentar llevar el mismo ritmo desde el principio hasta el final si se puede. Porque si empiezo muy fuerte, normalmente acabo sufriendo mucho.

Sin darme cuenta, empecé a adelantar a otros corredores y a separarme de mis amigos. Lo cual me confirmaba que aunque estuviese subiendo muy tranquilo, no iba tan lento como pensaba. Pensé en aflojar para seguir con mis amigos, pero vi que la diferencia de ritmos era bastante y decidí seguir adelante en solitario.


Desde ese momento hasta que alcance la cima, creo que adelante a unos 20 corredores aproximadamente. Y en la primera parte del descenso que tenía mucha pendiente y habían muchos corredores que bajaban con mucha precaución seguí adelantando posiciones.

En esta parte de la bajada, he de decir que me pude encontrar a 2 tipos de corredores claramente identificados. Los que cuando te sienten justo detrás te facilitan el adelantamiento y otros que realmente no se si lo hacen por defender su posición, porque simplemente van tan justos que prefieren asegurar y evitan hacer cualquier movimiento para dejar hueco o simplemente les da todo igual. La cuestión es que con este tipo de personas,  tienes que arriesgar mucho en los adelantamientos.

Una vez acabada la parte mas dura del descenso, llegaron unos 5/6 kms que transcurrieron entre asfalto y pista forestal, relativamente planos. Pudiendo descansar mis rodillas que ya empezaban a quejarse con tanta bajada. Ahora dependiendo del tramo iba a ritmos entre 5:00/km y 5:30/km.

Y aquí he de reconocer que se me despertó el instinto competitivo, al ver la diferencia de ritmos que llevaba con otros corredores que iba adelantando. Lo que hacia que me motivase mas y mas para mantener el ritmo. Era una sensación de depredador cuando huele a sangre, yo me sentía fresco y muchos de los corredores a esas alturas ya iban aguantando como podían.

Que puedo decir, nunca había acabado tan fuerte una carrera de montaña de estas características y lo disfrute por todo lo alto.

Al final acabe con un tiempo de 7h32’ y 91/420 en la posición general.  En mi categoría acabe en la posición 61/261. Y lo mejor de todo, sintiéndome muy bien, que llevaba una época que me notaba con el cuerpo cansado.

Foto con Antoine Guillon.