lunes, 28 de mayo de 2012

IRONMAN Lanzarote 2013


Como a cualquier amante del triatlón, a mi se me ha pasado por la cabeza miles de veces el meterme en el lío de hacer un Ironman. Digamos que para los amantes a correr, correr una maratón es su meta. Para los que corren en la montaña, seguro que siempre piensan en hacer un ultratrail.

Pues ese mismo afán de mejora es el que me ha ido llegando a mí poco a poco. En el año 2011 hice mi triatlón sprint, me encanto e hice unos cuantos mas, acabando el año con un triatlón olímpico. Este año (2012) ya he probado la larga distancia en el triatlón B de Banyoles (Casi un medio Ironman), donde el concepto cambia mucho y la verdad es que me ha cautivado.

En septiembre haré mi primer medio Ironman en Berga y la pregunta ahora es… ¿Seguir con la progresión o dejarlo aquí?

La distancia de medio Ironman ya es bastante dura, 1,9km nadando + 90km en bici + 21km corriendo. Más o menos calculo que me saldrán unas 5/6 horas para acabarlo. Pero si piensas en un Ironman, 3,8km nadando + 180km en bici + 42km corriendo el cálculo se me dispara a unas 14 horas.

Lo primero que se me vino a la cabeza es si seria capaz de aguantar unas 14h de competición tanto física, como mentalmente. La respuesta llego al terminar el ultratrail de La Palma (la Transvulcania) donde sometí a mi cuerpo a 15 maravillosas horas de esfuerzo.

Otras dudas resueltas a lo largo de este camino eran la de correr una maratón a ritmo fijo, sin sufrir y eso lo conseguí este año en la Maratón de Barcelona. La otra era la de nadar 3,8km en el mar y esa la resolví nadando la travesía de 4km de Premia de Mar – Masnou.

Ahora la duda es la bici, porque hacer 180km y que te quedan piernas para correr una maratón, creo que solo hay una forma de conseguirlo y no es otra que haciendo un Ironman!!

Por lo cual solo me quedaba decidirme por cuando y donde… y parece que los planetas se han alineado para mí. Pues estoy planeando con mi novia mudarnos a Noruega el año que viene, pero antes queremos pasar unos meses por Gran Canaria. Dándose la casualidad que en Mayo estaremos por allí y que por esas fechas en una de las islas vecinas hacen uno de los Ironman más duros del mundo… a todo eso hay que sumarle que tengo claro que con los inviernos de Noruega será muy difícil preparar bien una prueba de esta dimensión.

Conclusión final, si realmente quiero hacer un Ironman alguna vez en mi vida, creo que el Ironman de Lanzarote para el 18 de Mayo del 2013 es una ocasión única. Además, como buen canario que soy, no me podía estrenar en otro sitio.

Inscripción confirmada.
Para empezar a creerme que tengo posibilidades de hacer este sueño realidad, hoy he hecho mi primera salida larga de bicicleta con mi amigo Andrés (el culpable de que yo haga Triatlón). Anteriormente lo máximo que había hecho eran 70km y hoy he hecho por primera vez 123km, con 1043m de desnivel+ acumulado, donde nos ha salido una media de unos 25km/h.

Road to Lanzarote!!!

viernes, 18 de mayo de 2012

Crónica de la Transvulcania


El día comenzó muy pronto, pues la guagua (autobús) nos recogía a las 3:30am para ir a la zona de salida. Por lo que Marc y yo, nos tuvimos que levantar sobre las 2:00am para vestirnos, comer algo y llegar hasta la parada de guaguas.

Al llegar a Fuencaliente, donde empezaba la carrera, nos encontramos que hacia un fuerte viento y bastante fresquito por lo que contra pronósticos nos pusimos el cortavientos. En la salida me encontré con 2 amigos de la universidad, que hacia mucho que no veía y me hizo mucha ilusión. Es lo bueno que tiene correr en las islas, que siempre ves gente conocida. Aparte de mis amigos, pudimos ver a la elite mundial que por allí campaban tan alegremente.

Según dan la salida, la gente salen disparadas como si se tratase de una carrera de 10km, algo impresionante, pero comprensible. Porque a los 500m se formo un embudo terrible, donde tuvimos que ponernos a caminar porque el camino se estrechaba mucho de repente. Marc y yo, nos lo tomamos con calma, pues sabíamos que todo lo que se pudiese ahorrar ahora nos vendría bien después.


Como de costumbre, poco a poco se va abriendo la carrera y empezamos a coger ritmo hasta que sin darnos cuenta llegamos al primer avituallamiento, en los canarios. Donde el ambiente era increíble, mucha gente a los 2 lados de la calle al mas puro estilo de las etapas de montaña del tour de Francia.


Del primer al segundo avituallamiento, nos encontramos con la ruta de los volcanes, una subida muy dura donde el terreno es muy blando y se hace realmente complicado coger ritmo. Marc lo empieza a pasar muy mal, no sabe que le pasa, pero las pulsaciones las lleva a tope, se siente muy cansado y tiene la sensación de que los gemelos se le van a subir en cualquier momento. Aflojamos el ritmo en varias ocasiones, pero Marc no acababa por sentirse bien y al llegar al segundo avituallamiento (las deseadas), decide retirarse. 

Aunque en ese momento, ninguno de los 2 se creía lo que estaba pasando, fue probablemente la mejor decisión que pudo tomar. Por lo cual en el km 18 comenzó mi aventura en solitario. Tuve algunas dudas, pero me sentía bien y subí un poco el ritmo en la subida, donde pase a varios corredores y otros cuantos en la bajada de camino al tercer avituallamiento, El refugio del pilar km26,8. En las bajadas iba muy concentrado para no cargar mis cuádriceps y corría con una zancada muy corta y bien pegada al suelo.


En este avituallamiento aproveche para ponerme un compeed en el talón de derecho, que en la subida del principio donde había mucha tierra fina, algo parecido a como si subieses una duna de arena negra. Me había entrado bastante tierra, que unido al sudor, estaba empezando a crear la sensación de llevar un papel de lija en vez de un calcetín. Al quitarme el calcetín, vi que aun no se había levantado la piel, me limpie con agua y me puse el compeed. Gran detalle a tener en cuenta, si tienes la piel mojada no se pega bien!! Pero pensé que con lo poco que se había pegado, junto con la presión que hacia el calcetín sobre el seria suficiente para que se aguantara y reanude la marcha.

Del refugio del pilar al siguiente avituallamiento (El reventón) que estaba en el km 34 se podía ir muy cómodo y hago la mayor parte trotando. Esta vez me he llevado un papel con la lista de los avituallamientos con sus respectivos kms y con la información de si eran solo líquido o también sólido. El siguiente era solo líquido, por lo cual estaba atento al reloj para calcular cuando debía de comer. Ya que me parecían distancias muy largas a la velocidad que estaba corriendo para no comer entre ellas.

Esta vez para comer elegí las barritas de victory endurance de 85gr que están buenísimas, son muy ligeras para comerlas durante el ejercicio y se digieren muy rápido. En el deposito del camelbak agua y en el bidón la bebida isotónica que diese la organización (en este caso powerade). El resto de alimentación fue a base de fruta y frutos secos que iba cogiendo en los avituallamientos y capsulas de sales minerales de 226ers.


Del avituallamiento del km34 al avituallamiento del km43 (el pico de la Nieve) pasas de un desnivel de 1415m a 2232m de altitud. La subida es larga y exigente, sobre todo porque el día se había despejado por completo y ahora la temperatura comenzaba a ser muy alta. En la subida aunque voy con cuidado, sigo pasando gente y me advierten que lo peor esta por llegar. Que mejor que regule un poco mas. Pero yo me voy sintiendo bien por el momento y solo escucho a mi cuerpo, el cual en alguna rampa con mucha pendiente me dice que suba mas despacio y así lo hago.

Del avituallamiento del km43 al del km47,5 (Pico de la cruz) que ya había sólido, decido no comer pues pensé que 4,5km los pasaría en un momento. Pero no pude estar más equivocado, no si la distancia estaba mal indicada, pero para mi esos han sido los 4,5km más largos de mi vida. Probablemente la explicación de porque se me hicieron tan largos esos 4,5km era por el calor. Pues estaba sufriendo un buen calentón del sistema, no quise alarmarme pero empezaba a dolerme bastante la cabeza, tener un poco de mareo y me estaba costando mantener el ritmo. Todo apuntaba a principios de un golpe de calor, por lo que me dedique a beber mas agua de lo que suelo hacer normalmente, tomarme otra capsula de sales minerales y aminorar el ritmo.


En esos momentos se me paso por la cabeza el retirarme cuando llegase al avituallamiento, pero mentalmente me relajaba diciéndome que mientras pudiese ir caminando aunque fuese a ritmo lento que seguiría y que si el mareo iba a mas, pues ya vería que hacer. Mi idea era llegar al avituallamiento y cambiarme el compeed del talón, que este no paraba de moverse. Así mentalmente aseguraba que podría descansar un poco y recuperarme. Para mi sorpresa al llegar al avituallamiento me encontré que solo era líquido y no había comida. Me dijeron que habían añadido este para facilitar el paso de los corredores con las altas temperaturas que estábamos teniendo. Así que me senté en una piedra y me comi una barrita mientras me cambiaba el compeed. No tenían powerade para rellenar el bidon, pero tenían acuarios fresquito y me eche un gran trago.

Sin mucha demora continúe de camino al avituallamiento fantasma. Se me estaba haciendo eterna esta parte del recorrido ya que seguía con mi ritmo cansino hasta que finalmente llegue a una pequeña bajada desde donde se veía el avituallamiento. Entre esa pequeña bajada, donde pude comprobar que de piernas iban bien y toda la fruta que comí en el avituallamiento fue como haber vuelto a nacer. De repente me volvía a sentir con energía y esto me dio un subidón de moral. Mentalmente tambien me ayudo saber que desde donde estaba hasta el siguiente avituallamiento el Roque de los muchachos ya no me quedaban pendientes duras, si no un circuito con toboganes cómodos donde estuve trotando todo lo que pude y a cada paso que daba, mejoraban mis sensaciones.

Como podéis imaginar, llegue al avituallamiento (km57.8 a 2426m de altitud) del roque de los muchachos sin ningún problema adelantando incluso a algunos corredores que me habían pasado en mi crisis anterior. En este momento habían varios factores que jugaban a mi favor, uno es que sabia que después de este punto de control tendría unos 20kms de bajada y el otro es que si después de 10h28’ de carrera tenia esas buenas sensaciones, solo tenia que bajar con cuidado para no joderme un tobillo o sobrecargarme los cuádriceps y/o rodillas y seria capaz de acabar este ultratrail.


En este avituallamiento había pasta y vi a muchos corredores comiendo incluso 2 platos. La verdad es que olía de escándalo, pero pensé que ahora podría trotar bastante y lo menos que me apetecía era tener el estomago pesado. Por lo que decidí comer solo fruta, frutos secos y 2 donettes que me estaban picando el ojo. Después de comer bien y tomarme un par de vasos de coca-cola bien fresquita me fui dispuesto a disfrutar de la larga bajada que me estaba esperando.

Después de una bajada muy bonita, el terreno volvió a tirar para arriba, lo cual me desconcertó un poco pues yo tenia entendido que era todo bajada. Pero parece que en la Palma no puedes bajar la guardia. Pasados algunos repechos y comenzó la bajada de verdad, algunos tramos eran bastante técnicos y los pasaba caminando, que ya mis reflejos no estaban para tirar cohetes. Me lo estaba pasando genial y sin darme cuenta llegue al siguiente avituallamiento en el km71 (Torreta forestal el time). Pensé que bajando a este ritmo conseguiría cruzar la meta antes de que cayese la noche. En este avituallamiento tenían agua de sobra y estaban refrescando a los corredores tirándoles agua por la cabeza y brazos. Que gran sensación de frescor!! Podía haberme quedado allí toda la tarde, pero comí un poco de fruta y seguí la bajada.

Al empezar a correr, me coloque bien la gorra que había mojado previamente y pude comprobar que estaba totalmente seca. No habían pasado ni 10min cuando estaba completamente empapada y ahora la gorra estaba igual de seca que mi piel, que no aguantaba húmeda ni por mi sudor, todo se secaba de inmediato. Parecía que estábamos corriendo en el Sahara.


Ahora me quedaban 6km por bajar y pasaríamos de una altitud de 1156m a 4m. Por si la pendiente no fuese lo suficientemente dura, pasamos por tramos aun mas técnicos que en la bajada anterior. En esta parte tuve que multiplicar mi concentración para no dejarme un tobillo y con una zancada bastante corta iba bajando como podía. Hasta que en los 2 últimos kilómetros de la bajada, mis rodillas dijeron que hasta ahí habían llegado. Por lo que me toco caminar esos 2 kms con mucho cuidado y con mucho dolor. Sabía que después del siguiente avituallamiento en el Puerto de Tazacorte km77 ya solo me faltarían 6km de subida y estaba deseando volver a subir para darle descanso a mis rodillas. En esta bajada me adelantaron algunos corredores y pensé, hay que entrenar mas en montaña para este tipo de carreras, que la resistencia no lo es todo. Así que nota mental y seguimos para meta!!


Al llegar a Tazacorte, me senté un momento mientras tomaba un poco de coca-cola y sentí como me temblaba toda la musculatura del tren inferior. Parecía que los músculos podrían empezar a subirse en cualquier momento. La fatiga muscular había llegado finalmente y rápidamente tome la decisión de hacer los últimos 6kms caminando suave para evitar el tener que entra a la meta arrastrándome. Y la verdad es que viendo la pendiente que nos quedaba, fue la mejor elección. Esta parte final era un autentico matadero, todos los corredores que estaban a mi alrededor iban caminando también y aquello parecía una película de zombis. Cuando se termino la subida apareció una avenida que para mi parecía larguísima, pero desde donde se podía ver el arco que estaba antes de la recta final. Que subidón!! Lo vas a conseguir!! Entre los ánimos de la gente del pueblo que se vuelcan con esta carrera y que tenia el arco a vista, mi andar cansino cada vez se volvía mas rápido y tenia unas ganas locas de ponerme a trotar. Pero por miedo a que se me subiesen todos los músculos de las piernas me espere hasta que ya estaba llegando para empezar suavemente.

Antes de cruzar el arco ya estaba trotando, después girabas a la derecha, donde pasabas  por una plaza y volvías a girar a la izquierda donde llegaría a la alfombra roja camino a la meta. En esos momentos, con todo el publico animando como si fueses el primero en la general y que ya sabes que no hay nada que pueda detenerte, las piernas me empezaron a volar y no se a que velocidad podía estar corriendo, pero me sentía literalmente que podía apretar y apretar como si acabase de empezar la carrera. Que grandísima sensación!!! Ya estas!!! Lo has conseguido!!! Si os soy sincero no mire ni el reloj para saber cuanto tiempo había tardado, solo sabia que había acabado y estaba en una nube!! 


Al girarme pude ver a mi amigo Marc que estaba esperándome en la meta y nos dimos un gran abrazo!! Que gran amigo, estuvo esperándome por allí más de 6horas. Personas como el no se encuentran fácilmente. Desde aquí te mando un fuerte abrazo Marc y sabes que para la próxima te tocara marcar el ritmo a ti ;)


Otro día os cuento las reflexiones post ultra, que hoy ya os he aburrido suficiente. Este domingo Triatlón sprint para ver como van las piernas.

martes, 8 de mayo de 2012

Transvulcania 12 de Mayo


Después de mi experiencia el año pasado corriendo el Trailwalker, unos 104km con 4500m de desnivel+ acumulado, ya tenia ganas de meterme en otro ultratrail. De hecho, siempre me quede con la duda de cómo hubiese respondido el cuerpo de haber ido un poco mas rápido. Pues fuimos con mucha calma, por distintos problemas y no forzamos en ningún momento.


Este fin de semana, volveré al ruedo con mi amigo Marc. La distancia son unos 83km y el desnivel es bastante similar, 4415m ascendente acumulado. La diferencia es que esta vez tenemos solo 18 horas para acabarlo. Yo creo que si todo sale bien, sobre las 15h deberíamos de haber acabado … pero en estas distancias, la montaña pone a cada uno en su sitio. Por lo cual la estrategia será bastante conservadora al menos en la primera mitad, pero sin perder de vista los tiempos de corte que tenemos en algunos puntos de control.

Mis sensaciones previas a esta carrera son alarmantemente tranquilas. Creo que se me ha olvidado lo dura que es la montaña y la sensación del cansancio acumulado con el paso de las horas y tantos kilómetros. También he de reconocer que después del Triatlón de larga distancia de Banyoles voy con mucha confianza en mi estado de forma. Pero igualmente llegue a la maratón de montaña de la transgrancanaria y me puse a bajar como un loco para alcanzar a mis amigos que se me habían ido y acabe con los cuádriceps super cargados.

Mi conclusión es para este ultra: Bajar con mas cabeza, evitando así riesgos innecesarios para mis tobillos, conservando mejor mis cuádriceps y ahorrando ese punto de energía que seguro que cuando hayan trascurrido 60km lo agradeceré. En las subidas marcar un ritmo constante, pero que no conlleve mucho desgaste, pues la primera subida que tenemos pasaremos de casi nivel de mar a unos 2000m de altitud y habrá que regular. En las siguientes se puede apurar un poco mas, pues habrán mas toboganes para recuperar en las bajadas.

Dicho esto, solo me queda presentar al cartel que participara en esta carrera (texto sacado de la web http://www.transvulcania.com/):

Los mejores corredores de montaña del mundo estarán el próximo 12 de Mayo en la línea de salida de la TRANSVULCANIA SALOMON Nature Trails 2012.

Los españoles Kilian Jornet e Iker Carrera (atletas del Salomon Santiveri y 1º y 2º respectivamente en el TNF Ultra-Trail du Mont-Blanc®  2011); los norteamericanos Geoff Roes (ganador de la Western States 100 del 2010 y de la Ultra Race of Champions 2011), Anton Krupicka (segundo en la Western States 100 del 2010), Dakota Jones (segundo en la Hard Rock 100 Endurance Run del 2011), Mike Wolfe ganador de la TNF Endurance Challenge 2011) y el francés Sebastien Chaigneau (tercero en el UTMB 2011 y reciente ganador de la TNF Transgrancaria 2012) lucharán, previsiblemente, por la victoria en la distancia de los 83,3 kilómetros del ultramaratón de la isla de La Palma.

Como ultima preparación para esta importante cita, este fin de semana Marc, Santi, Andres y yo, junto a mas amigos tuvimos la despedida de soltero de Oscar y Sonia. Unas 12 horas non-stop de risas y fiestas el sábado donde lo pasamos genial, pero que me dejaron bastante perjudicado el domingo. Como anécdota y único "entrenamiento" decir que aproximadamente a las 12 de la noche cuando nos retiramos Marc y yo, aprovechamos que llevábamos zapatillas de deportes los dos y se nos ocurrió la brillante idea de volver a nuestras casas al trote. Unos 7km, casi todos cuesta arriba y con una taja de lo mas simpática … todo un espectáculo.



martes, 1 de mayo de 2012

Estreno en larga distancia, Triatlón B de Banyoles (2,2k swim + 80k bike + 20k run)


Primer triatlón del año y como no podía ser de otra forma, en una distancia que aun no había hecho y que hace solo un año me hubiese parecido una locura intentar.

Antes de la carrera tenia ciertas dudas o miedos, pues este triatlón para mi tenia grandes incertidumbres. Una de ellas era nadar en el lago donde se esperaban unas temperaturas muy bajas si no mejoraba el tiempo y no mejoro … por lo cual nos encontramos con una temperatura ligeramente inferior a 14 grados, obligando así a la organización a recortar la distancia a 1500m por seguridad.

La siguiente era la parte de la bici, pues nunca he recorrido 80k en bici, ni siquiera en llano y aquí me enfrentaba a un circuito (2 vueltas de 40k) lleno de toboganes, donde castigaría bastante las piernas y después tendría que correr 20k (3 vueltas de 6,6k).

Con todo esto en mente, he de reconocer que tenía bastantes nervios antes de empezar, pero afortunadamente la mañana del triatlón, Oscar y yo llegamos un poco tarde y solo tuvimos tiempo de colocar la bici, zapatillas y demas lo mejor posible en la zona de boxes y salir corriendo con el neopreno a medio poner para saltar al agua.

Según terminamos de cerrarnos el neopreno y colocarnos bien las gafas, dan la salida y los primeros empezaron a saltar al lago. Nosotros nos esperamos a que saliese la gran masa y nos metimos en el lago con los últimos. La idea original era intentar ir juntos (como siempre) pero yo según entre en el lago me quede medio paralizado por el frío del agua y necesite de unos segundos para relajar las pulsaciones que se habían puesto a tope con el cambio de temperatura. Por lo que le dije a Oscar que tirase que yo el comienzo me lo iba a tomar con calma y así hice en los primeros 200m donde me costo mucho coger el ritmo.

Una vez que el cuerpo se había relajado y empezaba a coger ritmo nadando, me fui acercando a otros participantes. Cuando mejor me sentía y comenzaba a disfrutar de la natación, me di cuenta que no tenia a nadie a mi alrededor. Momento en el que nade un poco de braza para orientarme bien y veo que me he desviado bastante de la segunda boya. La primera la había pasado tan lejos que ni la vi… sin pesarlo mucho, cambio mi trayectoria y acelero un poco el ritmo para intentar enganchar con la estela de otros nadadores. Me sentía cansado, pero teniendo en cuenta mi mala orientación, no podía dejar que se me escapara un grupito de 2 que tenia un metro por delante. Por lo que me toco apretar los dientes para aguantarles el ritmo hasta la ultima boya.

Desde la ultima boya hasta el final, pude aflojar un poco el ritmo pues pensé que ya no había mucho margen para desviarme, pero según deje escapar a los que tenia delante me volví a ir a la izquierda. Afortunadamente no había mucho espacio para hacer eses (porque se acababa el lago) y encontré el camino a la salida más o menos rápido. Saliendo del agua en 35’30” posición 440 de 489.


En la T1 me encuentro con Oscar que había salido antes que yo del agua (posición 391), pero tuvo ciertos problemas con su aerodrink y con el pulsómetro, entre otras cosas. La verdad es que el plan era hacer este “casi” medio ironman como entrenamiento para el medio ironman que haremos en septiembre y ambos íbamos con bastante calma.

Aun así según me subo a la bici intento ponerme un buen ritmo, pues tenemos 4h30’ como tiempo de corte para acabar el circuito de la bici + la parte de natación y teniendo en mente que desde la caída en bici de finales del año pasado bajo con mucho miedo y freno mucho, tenia claro que en las rectas y en las subidas no podía ir muy lento.

El circuito de la bici tenía unas vistas al pirineo espectaculares y tuvimos mucha suerte con el clima pues pegaba un buen sol que iba secando la carretera poco a poco de la lluvia que había caído el día anterior. Eso si, había bastante viento que a veces te frenaba hasta bajando. Pero quitando las molestias del viento, me lo pase genial en esta parte, pues iba adelantando en las subidas a un grupito de ciclistas que iban más o menos a mi velocidad y cuando llegaban las bajadas me volvían a adelantar todos. Razón que me motivaba a volver a pasarlos en la siguiente subida y así sucesivamente durante todo el circuito.


He de añadir que al acabar la primera vuelta, mi cuenta kilómetros me marcaba solo 35k, cosa que unida a las buenas sensaciones que estaba teniendo me animaron mucho, pues sabia que de seguir así no tendría problemas para pasar el tiempo de corte. Y contra todo pronostico lo pase muy bien en la bici y acabe este segmento (71km en vez de los 80k teóricos) en 2h40’13”, posición 430 de 489.

Al bajarme de la bici tenia las piernas como 2 palos, pero durante la T2 que encontré trafico y tuve que caminar casi hasta donde tenia que dejar la bici se me relajaron y pude empezar a correr sin ningún problema. De hecho me sorprendió encontrarme tan bien, pues mi gps me marcaba que estaba corriendo a 4:30/km y pensé que a esa velocidad no podría aguantar los 20km, por lo que eche un poco el freno y acabe la primera vuelta con un ritmo medio de 4:46/km.

Foto con Toni en la primera vuelta.
En la segunda vuelta alcance a Carlos, iba un poco mas lento que yo, pero decidí bajar un poco el ritmo y quedarme con el, pues mentalmente se me estaba haciendo dura esta vuelta y me vino muy bien el ir acompañado. Acabando la segunda vuelta con un ritmo de 5:16/km.

En la tercera vuelta, yo tenía ganas de subir el ritmo, pues me había recuperado mentalmente y me volvía a sentir con fuerzas. Pero Carlos que se le habían reventado 2 llagas, una en cada pie estaba teniendo problemas para mantener el ritmo (se le veían las manchas de sangre a través de las zapatillas). Por lo que decidí quedarme con el y así animarle para que no se pusiese a caminar y siguiese corriendo. Finalmente cruzamos juntos la meta en un tiempo total de 4h53’59” empleando 1h38’16” en estos últimos 20km, donde mi posición fue la 330 de 489 y la posición total en la general fue la 421 de 489.

En la ultima vuelta nos encontramos con Oscar que iba regulando bastante para poder acabar bien, pues para el, era la primera vez que estaba tantas horas seguidas compitiendo y se le estaba haciendo muy dura la parte de correr. Pero le echo un buen par de.. narices al asunto y acabo también. Que para nosotros era nuestro gran objetivo, ser Finisher!! Ahora queda mucho trabajo por delante para afrontar con mas garantías el medio ironman de Berga en septiembre.

Foto con Oscar y sus tíos después de la carrera.
Para acabar no puedo olvidarme de los tíos de Oscar y la gente del CET Distance (mi club de Triatlón) que nos estuvieron animando en todos los sectores y eso se agradece muchísimo!!