martes, 14 de febrero de 2012

Media Maratón de montaña ciudad de Arucas

Este domingo tuve la suerte de volver a coincidir con Luisa, Manuel y Quique, antes de una carrera. He de reconocer que al leer sus blogs asiduamente, te da la sensación de conocerlos desde hace mucho tiempo, aunque solo nos hayamos visto 2 veces. Nos sacamos la foto de rigor, que ya añadiré mas adelante, pues en esta ocasión no use mi cámara. 

Un poco mas tarde me encontré con Rayco, un amigo del barrio, con el que antes compartíamos la afición del baloncesto y ahora la de correr. Mi padre también estaba por allí, aunque esta vez no se vistió de corto, pero fue a darme ánimos y de paso a sacarme alguna foto para el recuerdo.

Rayco, yo y Luisa.
Y con este tipo de cosas me fui despejando, porque horas antes, la foto era bastante distinta. Me explico, en esta ocasión me baje a Gran Canaria por la boda de unos amigos y de añadido me apunte a esta carrera. La verdad es que no estaba al 100% de ser capaz de levantarme para correr, pero esta pasión no tiene límites. Con menos de 3 horas de descanso, me levante algo perjudicado, pero a trancas y barrancas conseguí prepararme para salir.

Miguel, yo e Iban la noche antes de la carrera.
Con estas premisas, tenia claro que si quería ser capaz de terminar la carrera tendría que salir muy tranquilo e ir viendo poco a poco como evolucionaba mi cuerpo. A todas estas, había que añadir otra preocupación. Y es que el martes por la noche corriendo con el frontal, me había torcido un poco el tobillo y gracias al crack de Oriol (mi fisio), que me atendió el jueves, me dejo preparado para poder correr sin molestias.

Nada mas empezar la carrera, aunque estaba advertido por Manuel de salir rápido para evitar atascos, me quede en la parte de atrás, pues no estaba como para tirar voladores. Por lo cual, me comí todos los atascos posibles al principio. Pero según se abrió un poco el camino y yo empezaba a calentar el sistema fui adelantando a otros corredores. Sin darme cuenta el pelotón ya se había estirado y la carrera cogió otro color. Pues a mí, que me gusta bajar rápido, necesito tener al menos 3 metros de visibilidad para asegurar donde voy a poner mis pies y cuando encuentro trafico en algún senderillo, lo paso mal. Ya que no me queda más remedio que bajar la velocidad y extremar las precauciones para no dejarme un tobillo por el camino.


Al llegar al km5 donde estaba el primer avituallamiento, me sorprendió ver que la gente no se paraba para beber. Parecía una media maratón de ciudad, donde te bebes lo que puedes y como puedes para no perder el ritmo. Yo sin embargo, pare unos pocos segundos y me tome mi vasito de bebida isotónica tranquilamente. Esta vez no quería arriesgarme a deshidratarme, menos después de todo el vino que había tomado la noche anterior.

En la segunda y ultima subida del circuito, si que seguí las recomendaciones de Manuel y camine un tramo que se me estaba atragantando, para no pagar el esfuerzo en la segunda vuelta. Por cierto las bajadas eran geniales, senderillos estrechos y alguna que otra bajada técnica. Lo estaba pasando como un niño pequeño dando saltos por la montaña. Para acabar la primera vuelta te hacían pasar nuevamente por la pista de atletismo, donde estaba el arco de meta con el reloj y pude ver que la había hecho en 56’39”, mucho más rápido de lo esperado.

Al empezar la segunda vuelta y llegar a la primera subida, pude ver que ya no iba tan sobrado. Se me paso por la cabeza ponerme a caminar un poco, como estaban haciendo otros corredores, pero me dije a mi mismo que mejor bajar el ritmo y subir despacito que ponerme a caminar, ya que la pendiente no era fuerte. La estrategia ahora era aguantar en las subidas y recuperar en las bajadas. También tengo que decir que el circuito era bastante rápido y te permitía hacer esto. Como me dijo Luisa, en vez de una carrera de montaña típica, parecía un cross duro, porque le faltaron subidas duras.

En la última subida, volví a caminar en el mismo tramo donde lo hice en la primera vuelta, esta vez para conseguir bajar un poco las pulsaciones que ya iban a tope. Afortunadamente mientras caminaba me bajaron un poco y pude seguir sin mayores problemas. Ya en estos últimos kilómetros fije un ritmo cómodo, diciéndome a mi mismo, que esto era un entrenamiento y que no hacia falta forzar la maquina. Aunque en los últimos metros, cuando entrabas al campo de atletismo y tenias que dar una vuelta para acabar, volvieron las ansias y según me iba acercando a la línea de meta, iba subiendo el ritmo. Para acabar finalmente en 1h49’ y lo mejor de todo, acabar con buenas sensaciones.

Ultimo esfuerzo ...
Cansado, pero contento!!

15 comentarios:

  1. ¡¡eres un máquina!!
    mi ídolo, rindes igual en la barra libre de la boda que en el tartán. un atleta completo jajaja

    ResponderEliminar
  2. No tiene precio:
    1) Venir a "casa" a la boda de un amigo
    2) No dormir y meterse una Media de Montaña todavía con alcohol en las venas
    3) Correr una carrera de forma inteligentísima y hacerse un marcón.
    4) Saludar a los capos blogueros locales.
    5) Conseguir que tu padre madrugue un domingo para ir a sacarte fotos.

    Es que eres un fenómeno.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante Jose!!....Hiciste un marcón de resaca y con solo 3 horas de sueño!!..Felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  4. Joder, menudo tiempazo!. Enhorabuena.
    Muy buena pinta tiene esa carrera de Arucas, habrá que probarla alguna vez.

    Salud!

    ResponderEliminar
  5. Alucinante, Jose! Con solo 3 horas de descanso y después de una boda y consigues esa pedazo de marca. ¿Que hubieras hecho sin tanta farra la noche anterior?
    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  6. Muy buena carrera, sobre todo con lo previo, jeje. Una pedazo marca, si señor. Veo que ya estas bien y compitiendo.

    Un abrazo y a seguir en esta linea. Pero con mas descanso

    ResponderEliminar
  7. Menuda carrera¡. Lo dicho, a ver si te coinciden más bodas por aquí y te vemos más a menudo. Como siempre, un placer verte. Besos¡

    Lo de un cross duro no es mío. Se lo robé a Manuel Robaina (JE).

    ResponderEliminar
  8. Me tienes que decir donde compras tu esos puros de hidratro... jejeje. Felicidades por la carrera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Estás más que preparado para cualquier prueba de ultradistancia!!! te haces un medio maratón cross sin dormir y con tiempazo!!!!!
    Eres un crack! a seguir así!!!

    ResponderEliminar
  10. Carrerón Jose, sin haber visto el recorrido antes y después de ese duro "entrenamiento" nocturno.

    Ya nos contarás cuando vuelves por aquí para compartir carrera o rodaje.

    A tú padre dile que vaya preparando el 10km de Telde que esa si que no se la perdonamos.

    ResponderEliminar
  11. Pues ni me di cuenta de que no habías casi dormido la noche anterior...eso significa que estás en forma y que amas mucho este deporte...espero volver a verte pronto...un abrazo...

    ResponderEliminar
  12. De resaca y todo, menudo fiera! muchas felicidades

    ResponderEliminar
  13. Haber hecho esa carrera, estando de boda antes,... es de campeonato!!!! que máquina!! dime cual es el secreto, que yo también quiero!!! felicidades por la carrera!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Felicidades Jose!
    Gran carrera a pesar de esas molestias en el tobillo y la resaca de la noche anterior: ejemplo de deportista popular.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. cumplistes con creces después de la boda.Enhorabuena, a por los próximos objetivos. Un saludo

    ResponderEliminar